La ciudad de Irvine, en North Ayrshire

Irvine

La historia de la pequeña ciudad de Irvine, situada en el condado de North Ayrshire, comienza a tomar relevancia principios del siglo XII, momento en que recibe el estatus de burgo real por parte de Robert II. Situada en la costa del fiordo de Clyde, Irvine fue hasta hace unos años la localidad más poblada de este condado, y uno de los más importantes puertos al oeste de Escocia, hasta que se llevó a cabo el dragado del río Clyde.

La principal actividad económica de la zona se basaba en la extracción y exportación de carbón, pero esto no duraría mucho, obligando a muchos de los habitantes de Irvine a emigrar en busca de otras oportunidades. La ciudad vio un resurgir en los años 90 del pasado siglo, cuando fueron instaladas aquí las plantas de fabricación de camiones (Volvo) y una fábrica de papel, aunque hoy en día la planta de Volvo haya dejado de funcionar.

Actualmente la ciudad ofrece varios atractivos para el turismo, entre los que destaca el Centro Magnum, uno de los mayores centros de ocio de toda Escocia, y que incluye piscinas (tanto cubiertas como al aire libre), una sala de cine y una gran sala acondicionada para conciertos con capacidad para 1.200 personas. También tenemos el Museo Marítimo de Escocia, en el que se nos ilustra sobre las diferentes etapas de la historia naval de la ciudad y de las antiguas instalaciones situadas en el río Clyde. En el museo podremos ver también diferentes embarcaciones, y las condiciones de vida de los primeros trabajadores de este sector en Irvine.

También son de destacar su iglesia parroquial, cuya construcción data del año 1800 y coronada por una alta torre, y visible desde cualquier punto de la ciudad.

Foto vía: ayrshirescotlandbusinessnews

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top