Las Piedras de Stenness

Rocas de Stenness

En las Islas Orcadas, entre los lagos de Stenness y Harray, se puede percibir una serie de rocas de entre 4 y 5 metros de altura por medio metro de ancho, que descasan en posición vertical. Y no son las únicas ruinas prehistóricas que podemos encontrar por la zona, ya que a escasos kilómetros está la tumba de Maeshowe y el Anillo de Brodgar, o un poco más lejos el asentamiento de Skara Brae.

Debido a su singular colocación, se cree que estas rocas sirvieron a los hombres del neolítico para fines rituales, igual que en el caso del Anillo de Brodgar (que se encuentra a poco más de 1 km de aquí) o las mundialmente famosas Stonehenge.

Las Rocas de Stenness (Cabo Rocoso), como son conocidas, estuvieron  en un tiempo dispuestas en formación elíptica, con un foso de dos metros de profundidad en la parte central, y una entrada situada en el extremo Norte del mismo. Hoy en día no se puede apreciar más que parte de esta elipse, y se puede acceder a la cámara bajo el foso por varios lugares.

La sanja que rodeaba al foso tampoco es ya perceptible, aunque no es de extrañar, ya que este monumento data aproximadamente de hace 5.000 años.

Una de las piedras del conjunto se encuentra situada fuera de la formación original (compuesta por 12 rocas), y es conocida como la Piedra Vigía (Watch Stone), una pieza de roca de 5,6 metros de altura, además de una piedra menor que corona el centro de la elipse.

También se han hallado restos tanto de huesos de animales como de cerámica perteneciente al neolítico. Por otra parte, este lugar estuvo fuertemente ligado a las tradiciones nórdicas y sus deidades al menos hasta el siglo XVIII.

Foto vía: orkneyjar

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top