La Cornamusa en Escocia, origen e historia

Cornamusa

Uno de los instrumentos musicales que más han calado en la cultura escocesa es la Cornamusa, un instrumento de viento cuya invención se pierde en los tiempos de la Antigua Roma. Muy similar al Cromorno es un instrumento de doble lengüeta y que comúnmente es confundido con la tradicional gaita, debido a su funcionamiento similar.

En los tiempos del Imperio Romano, la cornamusa era popularmente utilizada por pastores, tanto en Europa como en la parte más occidental de Asia, habiendo derivado sus modelos con el tiempo, según la región en la que nos encontremos: Norte de África, Asia Occidental, Europa Oriental… Las utilizadas en la Europa Occidental difieren en que utilizan caramillos de sección cónica, y tienen en común con ellos el uso de la doble lengüeta simple, los cuales pueden dar escalas de 9 notas.

El modelo que podemos encontrar en Escocia es la llamada Highland, y se conservan ejemplares de estos instrumentos musicales de más de 600 años de antigüedad, difiriendo de las actuales en que no poseían el bordón. Por otra parte, en Irlanda se utiliza un modelo mucho más elaborado, que incluye un fuelle y nueve llaves cerradas.

El funcionamiento de una cornamusa es bastante sencillo, el ejecutante debe soplar a través de un conducto llamado portaviento, desde donde el aire es transportado al odre, la tan característica bolsa. Debido al continuo flujo de aire, entre el que entra y el que sale del odre a voluntad, se pueden conseguir notas de muy larga duración, que se adornan con otras muy cortas, a modo de “trinos”, y que producen esos sonidos tan típicos de las tierras altas de Escocia.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top