La Abadía de Cambuskenneth en Stirling

Abadia de Stirling

Situada en la emblemática ciudad de Stirling se encuentra la Abadía de Cambuskenneth, que fue fundada por los Agustinos, por orden del rey escocés David I en el siglo XII. Originalmente conocida como la Abadía de Santa María o la Abadía de Stirling, está comunicada a la ciudad por una pasarela que fue construida a través del río en 1934. Probablemente fue esta misma combinación de comodidad y aislamiento que llevó a que el rey David tomase la iniciativa para hacer los agustinos fundar una abadía en 1140.

Por lo que respecta a su arquitectura, observamos un parecido asombroso con la abadía que se encuentra junto al palacio de HolyRood en Edimburgo. En su apogeo a finales de los años 1200 Cambuskenneth estaba compuesta por un extenso complejo de edificios, incluida una gran iglesia abacial. Al sur estaba el claustro rodeado por los edificios domésticos. Entre el claustro y el río hacia el este se situaban edificios secundarios y un muelle.

La época de mayor actividad de esta Abadía fueron los siglos XIII y XIV, por su vinculación con el castillo de Stirling, y dependían directamente de las actividades de este castillo, centro de gobierno de Stirling. Después de la reforma, la abadía se convirtió en una cantera de piedra reutilizada en diversas partes de Stirling. Hoy en día, por desgracia sólo quedan las ruinas de la abadía, que no son muchas y además no están bien conservadas, lo que tratándose de una ciudad emblemática como Stirling no deja de ser una lástima.

Si deseas visitar la Abadía de Cambuskenneth lo tienes fácil ya que la entrada es totalmente gratis, y además no se tarda prácticamente nada en verla. Dada su situación, que está algo apartada es pasada por alto por muchos turistas por lo que no encontrarás mucha gente ni ninguna cola.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top