Escocia para amantes del golf

Golf en Suiza

En el siglo XV los escoceses inventaron el golf. Las raíces de este deporte se sitúan en los verdes campos escoceses y ha sido desde hace siglos uno de los más importantes reclamos turísticos del país. Y es que el golf en Escocia, es una pasión.

Por ello, para los golfistas el ir a Escocia a jugar es tanto una tradición como un placer. Algunos de los mejores campos del mundo se encuentran en Escocia, sobre todo por la zona de Aberdeenshire.

Hay que destacar entre todos el antiguo campo de St. Andrews, que es el templo del golf más legendario del mundo. De hecho, sus listas de espera para poder ir a practicar este deporte están en torno al año.

Pero si no hemos previsto esto, no pasa nada porque a lo largo y ancho del país podremos encontrar numerosos hoteles situados al comienzo de los campos, dedicados casi en exclusiva a este tipo de turismo.

Si vamos a hacer este tipo de turismo, hay que tener en cuenta que el calendario de los eventos relacionados con el golf en Escocia siempre está muy apretado. El Open de Escocia se juega anualmente en el lago Lomond y el británico en el, ya comentado antes, St. Andrews.

La mejor época sin ninguna duda, gracias a la temperatura, es el verano. Los días son más largos y se podrá jugar hasta más tarde. Además, no importa cuál sea nuestro grado de conocimiento del deporte ya que existen un montón de academias, para los jugadores menos versados, que en verano suelen hacer jugosas ofertas.

Existen más de 500 campos de golf en Escocia, la mayoría muy distintos entre sí. Los más especiales serán quizá los de Blairgowrie, Machrihanish, Gairloch… y hay otros campos costeros, cerca de Glasgow, en la costa de Clyde, en las tierras bajas escocesas.

Foto vía: Blogviajes

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top