Conociendo las Tierras Altas en transporte público

Conociendo las Tierras Altas en transporte público

Qué clase de transporte se presenta en Escocia es uno de los primeros puntos que todo turista debe saber. Por eso mismo, brevemente os comento que en el país se presentan cinco aeropuertos internacionales como Glasgow, Edimburgo, Aberdeen, Glasgow Prestwick e Inverness, ferrocarriles dirigidos por Transport Scotland, autobuses, ferrys, tren y hermosas carreteras.

Pues si estáis con ganas de divertirte durante una semana por las Tierras Altas, os invito a compartir un buen recorrido, utilizando siempre toda clase de transporte escocés.

Día 1: Castillo de Stirling. Podéis coger el tren desde Edimburgo y luego tomar el autobús con destino Stirling, donde ahí mismo vais a contemplar tal maravillosa fortaleza de efecto dramático.

Día 2: Highland Folk Museum, Newtonmore. Aprovechando que estáis cerquita de la A9, podéis ir en dirección norte para dirigíos por Perth en dirección a Newtonmore y Aviemore, para luego si conocer tal museo. Es aconsejable pasar la noche en Aviemore.

Día 3: Strathspey Steam Railway. Durante este día es recomendable que aprovechéis los servicios de autobús que unen Aviemore con CairnGorm Mountain. Tales autobuses brindan un servicio llamado “parada previa señal” por lo que es posible que bajéis donde os apetezca y visitar por ejemplo el lago Morlich.

Día 4: A tan solo 40 minutos podéis estar en Inverness. Para ello es imprescindible que toméis el tren de Aviemore para atravesar paisajes fantásticos, con vistas del nacimiento del estuario de Moray. Aquí mismo lo más bonito que es digno de conocer es el Lago Ness y las ruinas del Castillo de Urquhart.

Día 5: Pasando al siguiente día, podéis explorar la localidad turística de Nairn en el estuario de Moray, solamente tomando los servicios frecuentes de autobús y tren. Una vez que terminéis con el recorrido, de Inverness y Nairn salen barcos que brindan de manera turística, diversas travesías por la zona. Busquen un hotel por Inverness para pasar la noche.

Día 6: Para retornar del viaje, podéis pasar por los montes Grampianos rumbo a Perth y parar en el pueblito de Pitlochry para conocer la destilería Blair Athol (a unos 20 minutos a pie de la estación de ferrocarril). Esa noche, podéis quedarte en Perth.

Día 7: Tomen el tren o el autobús a Edimburgo y calculen que estarán en la ciudad de origen en unos 80 minutos aproximadamente. Si estáis con tiempo, un buen paseo es el Castillo de Edimburgo y la Royal Mile, donde os ofrecerán incontables paseos históricos y por qué no, fantasmagóricos.

Foto: Diario motor

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top