Castillo de Tantallon, leyendas y fantasmas

visitar el castillo de tantallon

No hace falta tomar coraje para visitar Escocia, con solo tomar las excursiones con calma y estar al tanto de toda clase de leyenda que abunda en ella, es suficiente. Pues, si desean recorrer uno de los tantos castillos (catalogado como misterioso por sus historias de fantasmas), deben dirigirse directamente hacia la costa Oeste de Edimburgo e ingresar al Castillo Tantallon.

Situado a solo 5 kilómetros del sureste de Berwick del Norte, dentro de Lothian del Este, Escocia, esta imponente fortaleza fue construida alrededor del siglo XIV por William Douglas, aunque con el correr del tiempo, el mando fue dirigido hacia su hijo.

Lamentablemente, hoy en día, el Castillo Tantallon está en manos del patrimonio histórico de Escocia por haber sufrido cantidades de veces violentas luchas y constantes cercos presentados en los años 1491, 1528 y 1651.

Ahora bien, si ingresan al mismo, podrán observar que la fortaleza cuenta con una especie de muralla de aproximadamente 15 metros de altura y 4 metros de ancho hecha en piedra caliza roja. La parte donde se ubican tres de sus laderas tienen dirección hacia los acantilados del Mar del Norte, mientras que la cuarta da a un foso.

Actualmente es considerado como uno de los últimos castillos edificados en Escocia y lo que más llama la atención del mismo es, no solo su diseño medieval, sino también las torres de gran espesor en forma cilíndrica.

Sin embargo, muchas personas prefieren no conocerlo por miedo a que se les aparezca un fantasma. Y digo fantasma, porque como dicen las leyendas escocesas, en todo castillo hay un misterio que develar. Y este, es otro de los tantos casos.

Según dice la leyenda, allá por el mes de Mayo del año 2008, Christopher Aitchison estaba visitando el Castillo Tantallon y como hace todo visitante, tomando fotografías. Claro que cuando las reveló y observó detenidamente una foto sacada a uno de los ventanales de la fortaleza, resultó ser que aparecía la imagen de un fantasma, que a criterio del autor, era el Rey de Escocia Jacobo V, vestido con ropa de época y como si fuera poco, riéndose como si estuviera allí esperando a ser fotografiado.

Nunca se pudo comprobar que se tratase de un truco, por lo que la leyenda continua vigente hasta el día de hoy. Y vosotros, ¿se animan a sumergirse en este espectacular castillo escocés?

Foto: Blog Fempages

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top