Alojamiento barato en Escocia

tiendas de acampada

Las posibilidades de alojamiento en Escocia son muchas. Uno siempre piensa cuando va de vacaciones en dormir en un hotel o quizás un hostal barato, pero realmente hay más opciones. Si estáis pensando en viajar a Escocia, pero no queréis gastaros mucho, hoy vamos a daros algunas ideas que esperamos os sirvan de ayuda. Eso sí, si queréis alojaros a lo grande y el presupuesto no es un inconveniente yo os recomendaría reservar habitación en un castillo.

Los cámpings son una de las propuestas más baratas que todos conocemos. Resulta una forma muy económica de viajar por Escocia, ya sea con una caravana o con una tienda de campaña. La tradición que hay en este país hace que estos establecimientos estén controlados periódicamente con inspecciones.

Pero si queréis correr aventuras podéis optar por practicar la acampada libre una actividad que es claramente gratuita. Se debe practicar de una manera responsable y sólo se debe permanecer dos o tres días en un mismo lugar. Existen varias normas bastante obvias: no se debe acampar en campos de cultivo cercados ni cerca de ganado y, sobre todo, no dejar nunca basura.

Y si os gusta practicar el senderismo podéis alojaros en los refugios de las montañas, conocidos como bothies. Las cabañas no tienen cerrojos, sino que están abiertos a excursionistas y montañeros, que los pueden usar gratuitamente durante periodos cortos. Ofrecen un alojamiento básico, aunque por lo general al abrigo de la intemperie, en regiones remotas de las Tierras Altas. Muchos carecen de mobiliario, calefacción o servicios. Eso sí, uno debe llevarse sus propios utensilios de cocina, porque no tienen.

Los albergues son uno de los establecimientos más utilizados por los jóvenes escoceses. De ahí que haya una gran y variada oferta de albergues en todo el país. Pueden encontrarse tanto en las ciudades como en poblaciones más rurales, con la garantía de que ofrecen un reputado servicio. Uno puede encontrar un albergue incluso en un castillo o una mansión.

Por otra parte, uno puede recurrir al típico alquiler de casas o apartamentos. Son lo más recomendable si es que uno se plantea permanecer durante varias semanas en el mismo lugar. Además, en caso de viajar en familia o con un grupo de amigos grande esto puede ser lo más recomendable, para convivir como si uno estuviera en su propia casa. Si sois muchos y queréis vivir una experiencia puramente rural podéis reservar una granja.

Foto Vía Lynxpardina

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top