Los orígenes mitológicos del golf

Golf

A estas alturas de la historia ya no hay nadie que duda de que el golf fue inventado por los escoceses. Aunque hay muchos países que han intentado atribuirse su nacimiento y otros muchos en los que este deporte cuenta con numerosos seguidores, Escocia es la cuna del golf, y más concretamente Saint Andrews. Fue allí, en la ciudad que lleva el mismo nombre que el patrón escocés, donde se dieron los primeros golpes.

Eso sí no tenían nada que ver con el glamour y estilismo que le rodea ahora. Se cree que fueron unos pescadores los que lo inventaron espontáneamente, mientras recorrían el trayecto que separaba su casa del puerto pegando con un palo a lo que se encontraban en el camino. Este es el origen ‘oficial‘ del nacimiento del golf, pero existe otro, puramente escocés, que está más relacionado con el mundo de la mitología.

Y es que, por si a alguien le cabía duda de que el golf se gestó en Escocia hay una leyenda que lo cerciora. Como sabéis, los campos de golf tienen 18 hoyos y esto se debe a que una botella de whisky, otro de los inventos de los que más orgullosos se encuentran todos los escoceses, contiene la cantidad justa para rellenar 18 vasos.

Al margen de esto hay otra leyenda escocesa que habla de que, en realidad, el golf no lo inventaron los hombres, sino que lo hizo el diablo. Fue un día que estaba de mal humor y quiso vengarse de la raza humana. Además, se dice que en ese mismo momento, y por la misma razón, inventó a los ingleses. Como veis, la animadversión entre los vecinos británicos viene de muy lejos, de los tiempos de las leyendas.

Como había muchas personas que se salvaban del infierno porque se portaban bien y eran caritativas, decidió que sufrieran los peores tormentos y las frustraciones más espantosas en esta vida. Al parecer, el golf proporciona muchos de esos tormentos y frustraciones.

Teniendo en cuenta que son muchas las leyendas negras que salpican la historia de Escocia os podéis imaginar que allí no tienen un único diablo, sino varios. A esta criatura se la conoce como Clootie, Horny o Black Donald, siendo este último un negado total para la confección de ropajes, la única labor que no es capaz de llevar a cabo. Lo que no sabemos es cual de ellos fue el que inventó el golf.

Foto Vía GoofPlayMedia

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top