Casarse en un castillo escocés

Castillo Eilean Donan

¿Se os ocurre algo más romántico que casarse en un castillo escocés? Dejando a un lado que la lluvia puede aparecer como un invitado no deseado y empañar ese día un castillo escocés es uno de los mejores escenarios en los que dar el sí quiero.

Puede ser que por ello sea uno de los tópicos más recurridos en numerosas películas románticas actuales y que esta costumbre haya llegado incluso hasta los actores de Hollywood que, puestos a gastar cantidades enormes de dinero en ese día, no dudan en alquilar fortificaciones completas, teniendo en cuenta que son también un lugar blindado a paparazzis.

Pero no hace falta tener una cuenta corriente con tantos ceros como Live Hurley y Arun Nayar que dieron el sí quiero en el castillo de Sudeley (Inglaterra) o Madonna y Guy Richie, que hicieron lo propio en el castillo de Skibo, ubicado en el condado escocés de Inverness.

La reina del pop alquiló todas las habitaciones (1.300 euros la noche en cada una) y salones existentes en el edificio para que nadie se entrometiera en su intimidad y la de sus invitados. Actualmente hay fórmulas más económicas para quienes quieran casarse en un castillo.

Algunos de estos edificios se encuentran en manos privadas que los gestionan a través de fundaciones y una de sus mayores fuente de ingresos proviene precisamente de los alquileres para diversos eventos. Uno de ellos, al tiempo que uno de los monumentos escoceses más visitados, es el de Eilean Donan, a la par que escenario de múltiples películas y anuncios publicitarios.

La familia McRae que adquirió y reconstruyó el castillo a principios del siglo XX es su actual propietaria y la que ofrece a las parejas interesadas la posibilidad de casarse en su interior. La ceremonia se realiza en el salón central, por lo que debe desarrollarse mientras no haya visitas turísticas.

Al final del enlace los invitados disfrutan de una copa de champán en el patio mientras esperan a que los novios se hagan fotos en todos los rincones del castillo. El precio de una boda convencional es de 1.000 libras y de 750 si cuenta con menos de una decena de invitados.

Asimismo, en las inmediaciones del castillo existe un alojamiento rural, propiedad de la misma familia, y en el que los novios pueden pasar su primera noche como matrimonio. En las inmediaciones de la isla de Eilean Donan hay, además, varios restaurantes especializados en banquetes de bodas, por lo que no hacen falta trasladarse demasiado lejos para celebrar el convite.

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. georgina avalos dice:

    Fantastico

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top