Traquair House, la casa mas antigua de Gran Bretaña

Traquair House

No hay ninguna otra casa en Gran Bretaña como Traquair House. Para vuestra curiosidad, y la mía, es la residencia habitada más antigua de Escocia. Su altura, sus paredes blancas, con torretas y pequeñas ventanas, dan precisamente la impresión de ser una casa muy antigua. No en vano ya estaba de pie cuando Alejandro I de Escocia vivió en ella en 1107.

Quizás también podamos encontrarnos ante el castillo ocupado más antiguo de Gran Bretaña. Sin embargo, esta distinción la discutiría bastante nuestro querido Castillo de Windsor. Para no meternos en pleitos con Windsor, hay que decir que, a pesar de su edad, Traquair, con sus vínculos con la Reina María de Escocia, es un lugar fascinante.

Partes de esta casa tienen más de 900 años. Desde sus orígenes, como pabellón de caza de los antiguos reyes de Escocia, ha pasado por muchas manos, antes de caer en las de James Stuart, primer Laird de Traquair, en 1491. Desde entonces han sido sus descendientes quienes la han habitado.

La riqueza de Traquair, además de su antiguedad, se refieren a sus relaciones con la Reina María de Escocia, y más tarde con los jacobitas y las causas católicas en el país. Entre las sorpresas que encontraréis al visitarla serán los pasillos secretos en donde la familia Stuart escondía a los sacerdotes católicos hasta la emancipación en 1829.

Sir John Stuart, cuarto señor de Traquair, fue el capitán de la escolta de la Reina María de Escocia. La reina visitó la casa en 1566 con su esposo, Lord Darnley, y su bebé, el que más tarde fuera Jaime VI  de Escocia y I de Inglaterra. El rosario y el crucifijo personal de la reina María se exhibe en el Museo de Traquair, junto con una carta escrita por ella misma de su puño y letra. La cuna de madera que se puede ver en las habitaciones reales fue la que usó el bebé Jaime.

 Laberinto del Jardin de Traquair House

Además de los recuerdos de la Reina María de Escocia, en el museo se pueden ver una colección de vidrio jacobino, bordados del siglo XVII, manuscritos antiguos y libros impresos, pinturas murales y cartas antiguas y objetos de la familia Stuart.

Traquair está rodeado por una gran extensión de bosques y prados. El jardín se complementa con un bello laberinto, construido en 1981. Este laberinto se suele usar para los reportajes fotográficos de recién casados.

Por último, Traquair House tiene una capilla católica en donde se pueden celebrar matrimonios católicos y civiles. Además, algunas de sus habitaciones están habilitadas para reservarlas y dormir en ellas, en régimen de alojamiento y desayuno, y al precio de un hotel de lujo. Para cenar, podéis hacerlo en el restaurante del jardín, que sirve almuerzos ligeros, té, y bebidas, como por ejemplo la cerveza Traquair.

Información adicional

Traquair House se halla en Innerleithen, en el condado de Peeblesshire. Abre en Semana Santa y desde abril hasta noviembre los fines de semana. Diariamente lo hace del 1 al 31 de octubre. Marzo, abril, mayo y septiembre abre desde el mediodía hasta las 17.00 horas. Junio, julio y agosto, de 10.30 a 17.00 horas. Octubre y noviembre, de 11.00 a 15.00 horas.

Cómo llegar

Si venís en coche, Traquair House se halla en la carretera A-72, entre Peebles y Galashiels. Está a 29 kilómetros de Edimburgo y a 60 kilómetros de Glasgow.

También se puede llegar en autobús. Desde Saint Andrews Square de Edimburgo parte el autobús número 62 hasta Innerleithen cada media hora. Hay servicios de taxi entre Innerleithen y Traquair House, un trayecto de tres kilómetros.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top