Tongue, en la costa escocesa

La Bah�a de Tongue y el Castillo de Varrich

El pueblo costero de Tongue, en el noroeste de las Highlands escocesas, debe su nombre poco común, pues significa “lengua” en inglés, a los vikingos que una vez ocuparon la zona y la llamaron Tunga, una antigua palabra nórdica que significa “tierra que sale del lago”. Está situada en un pintoresco enclave a orillas del río, con el majestuoso Ben Loyal como telón de fondo.

Tongue tiene todas las características de un antiguo asentamiento escocés. Si bien es muy probable que los vikingos ocuparan la zona de Tongue entre el 900 y el 1200, nada se ha encontrado aquí que lo confirme. Muchos creen que los vikingos o los nórdicos construyeron el castillo, hoy en ruinas, de Varrich, también conocido como Castillo de Barraigh, encaramado en la cima de un acantilado con vistas a Kyle of Tongue, al oeste de la ciudad.

Otros creen que el castillo fue construido en el 1500, gracias a los obispos de Caithness, del clan de los Macckay, pero ninguna de estas teorías han podido ser confirmadas. No cabe duda que el influyente clan de los Macckay, que dominó gran parte del noroeste de Sutherland, fue el encargado de la construcción de la torre de House Tongue en el 1500. Esta casa se encuentra al norte de la ciudad, y fue casi completamente destruida en la Guerra Civil de 1660. La familia construyó una nueva casa en 1678, que hoy permanece intacta.

El momento más memorable de la historia de Tongue está vinculado a la rebelión de Bonnie Prince Charlie, de nombre real Carlos Eduardo Estuardo, en 1746. El buque Hazard transportaba más de 13.000 libras en oro para financiar la rebelión, cuando se vio obligado a refugiarse en Kyle of Tongue para evadir a la Royal Navy inglesa. En un esfuerzo por llegar a su destino, la tripulación se llevó el oro a tierra. Los Macckays, partidarios del gobierno, persiguieron a la tripulación del Hazard, y éstos no tuvieron más remedio que lanzar el oro en un lago.

Cuando Bonnie Prince Charlie se enteró de lo sucedido, envió a sus hombres para intentar recuperar el oro, pero fueron derrotados durante el camino. El oro por fin pudo ser recuperado más tarde por el gobierno.

Hoy en día, Tongue es una atractiva y tranquila ciudad con algunos hermosos ejemplos de edificios históricos de piedra, como el Tongue Hotel, el Hotel Ben Loyal o el Albergue Juvenil de Tongue. El ferry de pasajeros que sirve de enlace a la ciudad con el extremo sur de Kyle of Tongue fue sustituido en 1971 por un puente que lleva a los turistas hasta Durness o Talmine, a lo largo de la costa occidental de la hermosa Bahía de Tongue.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top