Lugares curiosos e inusuales en Escocia

Pineapple House

Aquellos que nos venís acompañando en nuestro viaje por Escocia os habréis dado cuenta que este país tiene infinidad de lugares maravillosos por visitar. Pero también, hay otro muchos rincones curiosos, quizás incluso extraños, que harán de nuestro viaje una experiencia mucho más interesante. Podemos llamarlos lugares inusuales en Escocia, desde un faro egipcio a un búnker nuclear subterráneo. ¿Queréis conocer algunos de ellos?.

El primer lugar que visitamos es Electric Brae. Para los que desconozcan este lugar resultará fácil conducir por este tramo de carretera, entre Dunure y Croy Bay, la A-719, sin notar nada destacable. Sólo cuando aparcamos en la carretera y soltamos el freno, se nos transmite una ilusión óptica. Debido al perfil de las tierras circundantes, parece que los coches ruedan cuesta arriba. Algunos de los habitantes del lugar conocen a este sitio como Croy Brae, siendo la palabra Brae un término escocés para designar una colina.

También tenemos en Escocia un Búnker secreto. La entrada a este bastión de la guerra fría se halla cerca de una granja, a la salida de la B-940, junto a Anstruther. Los visitantes pueden descender a las dos plantas de las que consta el búnker. Hoy es una gran atracción turística, pero en caso de guerra nuclear, sería el lugar desde el cual debería ser gobernada Escocia.

La Pineapple House es una casa de veraneo construida en 1761. Sólo por esto quizás no fuera un lugar curioso, pero si os decimos que la estructura del techo representa una enorme piña gigante, la cosa cambia un poco. Se halla en el pueblo de Dunmore, en la A-905

Faro de Ardnamurchan

Ahora os invitamos a visitar la Fernie Castle Tree House, sobre todo para aquellas personas que se hayan preguntado alguna vez cómo sería eso de dormir en los árboles. Pues el Castillo de Fernie ofrece esta oportunidad. Un gran árbol que nos aleja de las mundanas habitaciones de hotel de la típica ciudad, una experiencia única. Claro, esta exclusividad no es barata, ni mucho menos, ya que la noche nos puede salir por unas 500 libras.

Los escoceses, y sobre todo la familia Stevenson, son reconocidos mundialmente por sus faros. Uno de ellos es el Faro de Ardnamurchan, construido por el tío de Robert Louis Stevenson. Es un faro único en el mundo, por ser de estilo egipcio. Según cuenta la leyenda, el faro tiene su encanto y su misterio. En el siglo XIX, los tres fareros que trabajaron en él desaparecieron y nunca más se les volvió a ver.

El pueblo de Strachur sería un lugar poco turístico si no fuera por el torneo tan curioso que se celebra allí cada mes de junio. Se trata del campeonato de fútbol sobre pantano que atrae a equipos de todo el mundo. El deporte se originó en Finlandia durante la década de los noventa y se compone de un campo de fútbol rociado con agua y barro, por lo que ya os imaginaréis las escenas.

Una visita a cualquiera de estos lugares hará que os llevéis un recuerdo distinto de vuestro viaje a Escocia. ¿Probáis alguno?

Foto faro, autor: Mijoli

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top