Aberdeen, la flor de granito

Aberdeen, High Street

La ciudad de granito, la flor de Escocia, la ciudad de la plata por el Golden Sands… Aberdeen lleva todos estos títulos con orgullo. Una próspera ciudad cosmopolita, histórica, con los edificios quizás más altos de toda Escocia. Es una ciudad esencialmente norteña, cuyos edificios de granito brillan después de la lluvia y cuya perspectiva se refleja hermosa en los mares que la rodean.

Los edificios de granito, como Marishal College, el Teatro de su Majestad y la Catedral de Saint Machar dan a la ciudad su aspecto distintivo, mientras que el casco antiguo y el pueblo pesquero de Footdee le dan un increíble aire de siglos pasados.

Algunas cosas, sin embargo, no cambian. El mar siempre ha sido un símbolo determinante de Aberdeen, ya que fue fundada junto a él en 1124. La influencia del puerto está en todas partes, así como sus gaviotas, y el comercio con el Mar del Norte aún continúa abierto. Se siguen comerciando desde petróleo hasta té con China.

Aberdeen ha ganado muchas veces la Britain in Bloom, una competición de flores, contando en su haber con una colección de dos millones de rosas, once millones de narcisos y tres millones de bulbos.

Y es que Aberdeen es la ciudad de los jardines, la de los prados verdes y cubiertos del colorido floral. Uno de los más impactantes es el Winter Gardens, en el Duthie Park, hogar de la impresionante rosa de las montañas. Incluso en los inviernos más crudos, este jardín proporciona un colorido y un aroma intenso.

Winter Gardens

Esta ciudad presenta, además de su historia medieval, una imagen moderna y cosmopolita. Un próspero calendario cultural, una vida nocturna animada y vibrante, junto con unos excelentes restaurantes y atracciones hacen de Aberdeen una de los mayores logros de vuestro viaje a Escocia.

El viejo Aberdeen conserva una gran variedad de casas del pasado, No os perdáis el King’s College, el centro de la Universidad de la ciudad. La capilla de este edificio alberga una maravillosa colección de cuadros del siglo XV. Disfrutad a su vez de un paseo por la empedrada High Street.

Eso sí, nada de coche. Esta zona es lo suficientemente pequeña como para poder recorrerla a pie. Además, el aparcamiento es prácticamente imposible, La mayoría de los lugares interesantes, como la Art Gallery, Marischal College, el Museo Marítimo, el puerto y la Union Street están muy cerca el uno del otro.

Por otra parte, esta ciudad escocesa está bendecida por tres catedrales:

  • La presbiteriana Catedral de Saint Machar, en el casco antiguo y construida en el 1520.
  • La Catedral episcopal de San Andrés, en King Street.
  • Y la Catedral de Santa María, en Huntly Street.

Tres hermosos lugares más que debéis anotar en este hermoso viaje que puede ser visitar la belleza singular de Aberdeen.

Más información en:

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top