Castillo de Urquhart, fortaleza histórica

Castillo de Urquhart

El Castillo de Urquhart es una visita ineludible para aquellos que verdaderamente viven la pasión de los grandes misterios, de las leyendas más increíbles. Sólo con un primer dato ya entenderás lo que digo: fue construido en la misma orilla del famoso Lago Ness. Además, desde allí arriba podrás observar también los valles que conforman el Great Glen.

Fortaleza de gran relevancia histórica, el Castillo de Urquhart se eleva sobre un promontorio sobre el cual ya se sabe que existía una edificación en la Edad de Hierro, y también que aquí se levantaba ya un castillo a finales del siglo XII.

Visita al castillo de Urquhart

Situado a poco más de 3 kilómetros de la ciudad de Drumnadrochit, el castillo fue literalmente destruido en 1692 para que no cayera en manos de los Jacobitas, aquellos que intentaban devolver el trono a los Estuardo. Así que ya ves, después de las mil y una batallas libradas entre escoces e ingleses por su conquista entre el siglo XIII y el XVIII, la fortaleza terminó siendo reducida a escombros.

Ya en el siglo XX, en la década de los 30, estas ruinas fueron adquiridas por un particular, y tras su muerte pasaron a formar parte del patrimonio de la The National Trust, organismo que lucha por preservar el patrimonio natural y cultura escocés, al ser donado por la viuda.

Hoy en día puedes visitar su pasado a través del Centro de Visitantes, que está promovido por Historic Scotland, y en el que podrás disfrutar de exposiciones, exhibición de documentales y mucha información sobre este castillo histórico. O también puedes acercarte hasta lo que queda de él y rememorar su grandeza paseando entre sus muros ya inexistentes.

Castillo de Urquhart

Al llegar allí cruzarás una pasarela de madera, pasarela que hace las veces de puente levadizo, que es lo que antaño había. Tras dejar atrás el foso, llegarás a la puerta principal. Y una vez la hayas cruzado podrás distinguir lo que en su día fue el habitáculo en donde el vigilante de la puerta aguardaba en alerta constante, o, un poco más allá, lo que queda de un horno destinado a secar el grano que luego se convertiría en parte del sustento de los habitantes de esta fortificación.

Si sigues el camino hacia la torre podrás observar, en un plano inferior, lo que fue el recinto para almacenar. No pierdas, además, la oportunidad de ascender por la escalera de caracol. Desde arriba sí que puede verse todo mucho mejor: los pasillos, el palomar, la herrería, la capilla… Aunque tendrás que ponerle imaginación, eso si.

Luego puedes descansar en el Centro de Visitantes y tomarte un café o un refresco. También podrás comprar aquí algún recuerdo de tu visita a este lugar o pararte a tomar fotografías del castillo y de los alrededores.

Información práctica

Para llegar al Castillo de Urquhart, puedes hacerlo tanto desde Fort William como desde Inverness en autobuses que pasan a diario. Claro que es mejor que lleves zapato cómodo pues al bajar del autobús tendrás que caminar como 2 kilómetros hasta llegar a él. De todas formas, el camino está pavimentado así que no existe mayor complicación.

Toma nota de los horarios… El castillo de Urquhart está abierto diariamente desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre, en horario de 9:30 a 18:00. Si vas entre el 1 de octubre al 31 de octubre, de 9:30 a 17:00. En cambio, entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo, entre las 9:30 y las 16:30. Con el pase “Historic Scotland Explorer Pass” puedes entrar en castillos, abadías y otros lugares con historia a un precio asequible y cómodo.

TOURS QUE PASAN POR ESTE CASTILLO

Puedes informarte y reservar tu tour en:

Fotos Vía: historyandlegends.com

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top