Canongate, ultimo tramo de la Old Town

Seguimos nuestro recorrido por la Royal Mile de Edimburgo, la calle más turística y conocida de la capital escocesa adentrándonos en el cuarto y último tramo: Canongate.

Dejamos atrás High Street y St. Mary’s Street para llegar a la parte más residencial de la larga calle. Canongate ha estado siempre muy influenciada por la presencia del Palacio de Holyrood en el final de este tramo. Tanto que muchos nobles, más por apariencia social que por otra cosa, construían sus residencias en este barrio, lo más cerca posible de palacio. Eso provocó que también muchas residencias oficiales se situaran en esta parte de Edimburgo.

Pero vayamos por parte, porque al igual que ocurría con Castlehill, Lawnmarket y High Street, también Canongate se merece una visita detallada:

Chessel’s Court, en la acera derecha de la calle según bajamos hacia el palacio, era la antigua Aduana y data del siglo XVIII.

Moray House. De aquellas antiguas residencias que hemos mencionado, ésta es el mejor ejemplo. Construida en el año 1628, fue habitada por Lord Cromwell entre 1648 y 1650. Es una mansión histórica, pues aquí se firmó el Acta que uniría a Inglaterra con Escocia en el año 1707.

Canongate Tolbooth. Era la antigua prisión local, y hoy convertida en museo tradicional, en el que se puede conocer un poco más algo de la antigua vida diaria escocesa.

Canongate Kirk. Es una impresionante y robusta iglesia que data del año 1688 y donde vivían los monjes que en su día habitaban la abadía de Holyrood. No debéis perderos su cementerio, que realmente impresionante, con lápidas cubiertas de musgo y unas magníficas vistas de Edimburgo. Aquí yace el economista Adam Smith.

Museo de Edimburgo. Es el principal museo de historia de la ciudad.

White Horse Close. No es especialmente vistoso, sobre todo porque es más moderno el edificio, pero tiene la curiosidad de que aquí se encontraba antiguamente la parada de postas de los que viajaban a Inglaterra, la antigua White Horse Inn.

El Parlamento de Escocia, situado justo enfrente del Palacio de Holyrood.

El Palacio de Holyrood, es el edificio que culmina la Royal Mile, un edificio que data del siglo XVI, y que actualmente sirve como residencia oficial de la Reina de Inglaterra cuando visita Escocia. No sólo destaca la impresionante mansión, sino sus inmensos jardines, un parque con lagos artificiales y naturales, y una serie de senderos que, entre otros lugares, nos llevarán a Arthur’s Seat, un volcán ya extinto desde el que hay unas maravillosas vistas de toda la ciudad.

Hay ciudades que se nos presentan propicias para conocerlas en un fin de semana. La cada vez mayor cantidad de ofertas de vuelos a Edimburgo, como consecuencia de muchas compañías low cost, nos facilita además que cualquier puente o fin de semana nos permita hacer las maletas y marcharnos a conocer ciudades que puedan recorrerse y visitarlas en apenas dos días o tres… y Edimburgo es una de ellas. No dejes pasar la ocasión, porque no sólo la Royal Mile, sino la ciudad entera, nos ofrece una visión distinta de nuestra vieja Europa.

Palacio de Holyrood

Foto vía KingdomofScotland

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. Edin dice:

    En el cementerio de Canongate Kirk, además de Adam Smith, está enterrado el poeta Robert Ferguson, cuya tumba financió Robert Burns y luego intentó restaurar Robert L. Stevenson, con lo que en esta tumba quedaron por así decirlo unidas las tres grandes “R” de la literatura escocesa.

    También en este cementerio se encuentran los restos de Clarinda, la amada de Robert Burns.

    Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top